¡Mamá, papá, átame los cordones de los zapatos! Seguro que habrá oído decir, o gritar, eso en un niño de cuatro o cinco años, su hijo o su hija. Y…