La mayoría de la gente puede contar con los dedos de la mano las veces que ha redecorado su casa. Es una pena, pues no signififca que carezcan de creatividad,…