¿O tal vez sean sus propios compañeros de trabajo de la oficina, que pisotean sin piedad al indefenso, en lugar de ayudar al más necesitado? Tenemos muchas sospechas sobre quiénes…