Si recorre cualquier juguetería, verá estantes y estantes de juguetes ruidosos, juguetes que llevan baterías, que tienen luces parpadeantes, o que se parecen a los héroes de las películas favoritas…