Con un poco de paciencia y mucho amor, usted podrá transplantar fácilmente árboles pequeños que haya encontrado en terrenos abandonados, o que estén creciendo en una zona de su propiedad…